Etiquetas

miércoles, 17 de abril de 2013

Otro números del cuerpo humano

 En un anterior capítulo llamado Los números del cuerpo humano se explica que nuestro cuerpo es pura matemáticas. Somos resultado de infinidades combinaciones numéricas a cual la más curiosa.
 En el siguiente capítulo se expondrán otras combinaciones interesantes, curiosas e insólitas.

 AGUA :


 Curiosamente cuando un ser humano nace podemos considerar que lo que se alumbra es agua ya que un feto compone su estructura de un 95 % de agua y una vez sale del vientre de su madre se reduce a un 80 %, seguidamente decrece progresivamente ya que a los tres meses tiene un 70 %, en edad adulta un 60 % y anciano un 55 %.

AIRE :


  La mayoría de los seres vivos necesitan el oxígeno que contiene nuestro planeta para poder desarrollar su actividad biológica, indistintamente la que sea. Es evidente que se han realizado descubrimientos sobre ciertos organismos que no necesitan este elemento básico, ya que pueden desarrollarse en ausencia de éste por otro como puede ser el sulfuro o el arsénico.
 Entrando en detalles el ser humano necesita del oxígeno para su existencia y los encargados de moverlo en el interior de nuestro cuerpo son los eritrocitos ( glóbulos rojos ) y en una persona sana adulta tiene alrededor de 4 y 5 millones por milímetro cúbico de sangre, todo ello dependiendo de la masa muscular del individuo.

FUEGO :



 El ser humano, al igual que otros muchos seres vivos, se distinguen de los reptiles porque los primeros son de sangre caliente y los segundos no. Existe un gran repertorio de temperaturas, donde la frontera entre unos y otros son de muchos grados de diferencia, por lo que los que no pueden generar biológicamente calor necesitan de otra fuente para poder tener actividad. 
 Si hablamos del ser humanos nuestra temperatura normal de funcionamiento es de unos 37 º C, siendo el mínimo de unos 30 º y un máximo de unos 45 º, pero hablamos de periodos límites muy cortos antes de sobrevenir la muerte ya que por regla general, en períodos prolongados, fallecemos por debajo de los 34 o por encima de los 40,5º centígrados.

TIERRA :


  
Nuestro cuerpo difiere muy poco a un puñado de tierra, compuesto por cantidades diferentes de minerales. La diferencia entre nosotros y susodicho puñado de elementos es en la manera en que está combinado. 
 Nuestra estructura está compuesta por un 99 % de calcio en forma de fosfato en nuestros huesos, es decir que 1 kilo de hueso es casi 1 de calcio, el hierro se encuentra en un 75 % en la hemoglobina un 25 % en hígado y 5 % en las mioglobinas que supone aproximadamente unos 3 o 4 gramos en total, un 1 % de nuestro peso en fósforo repartido en los huesos y dientes, unos 20 o 25 gramos de magnesio, de 137 a 145 mmol/L en sangre de sodio, un 18 % de carbono y otros elementos de metales pesados que acumula el cuerpo por ingesta o contacto de estos, los cuales son dañinos para el cuerpo dependiendo su concentración.

PENSAMIENTO :

  
 La gran diferencia que existe entre el ser humano y cualquier otra especie es la de su capacidad cerebral. Dicha capacidad no tiene nada que ver con el tamaño y proporcionalmente su peso, sino por sus increíbles formas de actuar, es decir, hablamos de la consciencia, de la inteligencia, aptitudes, sabiduría, etc. Por extraño que parezca, toda esta mezcla se concentra en en una masa encefálica que pesa entre 1.200 y 1.500 gramos en su etapa adulta.

NEURONAS :



 Las neuronas son células que se encargan de la recepción de estímulos y la conducción de impulsos eléctricos. Se cree que existen aproximadamente unos 100.000 millones de neuronas. El ser humano empieza a perder a partir de los 30 años unas  100.000 neuronas diarias de media, suponiendo con esto que merma nuestro cuerpo una media de 20 a 30 gramos cada 10 años.


SER VIVO DENTRO DE OTRO :


 Somos un organismo vivo que dependemos directamente de otros. Los seres humanos desarrollamos nuestras actividades gracias a dichos organismos llamado bacterias.
 Se calcula que hay aproximadamente unos  90 billones de, por así decirlo, bichitos que supone un 10 % de nuestro peso corporal


SANGRE :


  
 A lo largo de la historia del ser humano se ha derramado mucha de distintas maneras, en su mayoría por motivos absurdos e irracionales. La sangre es la encargada de transportar todo lo que necesitamos para nuestra existencia al igual de protegernos de cualquier agente patógeno. En un solo milímetro cúbico de sangre podemos encontrar casi 5.300.000 millones de células, de las cuales 5.000.000 millones son glóbulos rojos, entre 5.000 y 10.000 de glóbulos blancos y aproximadamente unas 250.000 plaquetas.

COLOR :



 La mayoría de los antropólogos consideran que es inadecuado utilizar el término raza para designar a los diferentes grupos humanos existentes en nuestro planeta, aceptando ser más apropiado el termino etnia o población para distinguir tipos de individuos. Con ello se quiere decir que el color de la piel de una persona no es de una u otra raza, sino etnia.
 Lamentablemente dicha colorida piel crea diferencia sociales y su causante es la melanina, la cual crea pigmentaciones diferentes de la piel. Dicha melanina ha provocado, provoca y provocara un odio irracional por parte de individuos carente de alguna lógica. Dicho pigmento, según su concentración, crea una determinada tolerancia a los rayos solares y esa pigmentación está dividido en lo que se le considera fototipos y hay 6, siendo los de fototipo 1 las personas de piel más blancas y menos tolerantes a los rayos solares y el 6 a las personas más negras y tolerantes a dichas radiaciones.