Etiquetas

viernes, 7 de diciembre de 2012

El secreto de los templarios

PROLOGO :



 La historia habla de que los templarios fueron, en principio, un grupo de frailes-soldados que surge en la Edad Media. Se crearon para hacer de guardianes encargándose de la seguridad de los peregrinos que realizaban el viaje a Jerusalén.
 A dicho grupo se les conocía con el nombre de La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón.
 Pero parece ser que todo era realmente una " tapadera ", ya que sus ocultas intenciones eran la de poder encontrar los tesoros secretos del Templo de Salomón y realizar actividades ocultistas.

HISTORIA :

 A la Orden se les llamaban comúnmente Caballeros Templarios ó La Orden del Temple y estamos hablando de la comunidad militar cristiana más famosa de los tiempos de la cristiandad.
 Dicha Orden fue fundada en 1118 ó 1119 por Hugo Payens una vez finalizada la Primera Cruzada con una única intención, de proteger todas aquellas personas que peregrinaran a Tierra Santa tras su conquista. Dicha formación fue reconocido primeramente por el patriarca que había en Jerusalén en aquel momento ( Garmond de Picquigny ).
 Los artífices de la fundación de los Caballeros Templarios fueron :

Hugo de Payens

Godofredo de Saint Omer

Godofredo de Bisol

Payen de Montdidier

André de Montbard

Arcimbaldo de Saint Amand

Hugo Rigaud

Gondemaro

Rolando

La Orden de los templarios fue aprobado oficialmente por la Iglesia Católica en 1129 durante el Concilio de Tryes y bajo el papado de Honorio II. En poco tiempo los Caballeros crecieron rápidamente en el número de militantes y en poder.
 Se les distinguían porque llevaban un manto blanco con una cruz roja y eran, con diferencia, los mejores militares entrenados que luchaban en las Cruzadas. El resto de los componentes que no se dedicaban a las campañas militares crearon complejas estructuras económicas en todas las zonas bajo el dominio cristiano, creando con ello no solo lo que hoy denominado bancos, sino también edificaron diferentes tipos de fortalezas a lo largo del Mediterráneo y de la llamada Tierra Santa.
 El máximo exponente de la Orden de los templarios fue con las bulas papales concedidas en favor de ellos y fueron tres :

Bula Omne datum optimum :

 Concedida por el Papa Inocencio II el 29 de marzo de 1139 y consistía en que se les concedía todo el botín arrebatado a los sarracenos en la Tierra Santa, a parte de que se les liberaba del pago de los diezmos a los obispados correspondientes y respondían únicamente al Papa. 

Bula Milites Templi :

Concedida también por el mismo Papa en 1144 y consistía en la incrementación de los privilegios de los Caballeros, prestándoles toda la protección posible por parte del clero y total contribución por parte de los fieles a la causa.

Bula Milittia Dei :

Fue promulgada por el nuevo Papa, Eugenio III en 1145. En dicha bula se consolidaba los privilegios, concediéndoles total independencia al resto del clero secular, recaudando de forma independiente tributos, enterrar a sus muertos en cementerios propios y poseer sus propias iglesias.


 En resumidas cuentas, con la concesión de las tres bulas se les dio un poder autonómico frente a los Obispos y sus correspondientes obispados, a parte de unos ingresos económicos muy elevados. Solamente estaban sujetos a la autoridad papal por lo que con ello consiguieron un poder e independencia extremadamente grande frente al resto del clero.


DESENLACE FINAL :

El poder de Los Templarios fue acrecentándose hasta tal límite que en el rey Felipe IV, más conocido como Felipe " El Hermoso ", empezó a molestarle porque no poseía el poder económico que tenían La Orden, debido a las grandes deudas del monarca. La Orden abarcaba la mayoría del sistema bancario de la época y Felipe quería afirmar su autoridad como rey y desposeerlos de sus riquezas, para poder  solventar sus problemas económicos.

 El monarca aprovechó las declaraciones de un delincuente habitual llamado Esquino Floriano, que fue un supuesto confidente de un templario en las mazmorras de Tolosa. Esquino le proclamaba al rey ser conocedor de todos los vicios de La Orden, como la sodomía, renegación del Salvador, adoración de otros ídolos, etc. Felipe IV aprovechó la ocasión cuando fue proclamado el nuevo Papa Clemente V, el cual era mucho más sensible a los escándalos que su antecesor, para hacerle saber de las actividades secretas de Los Templarios, el cual no le hizo mucho caso, ya que le preocupaba la ocupación de Palestina por los árabes y necesitaba de Los Templarios para una nueva Cruzada.

 Jacobo de Molay ( último maestre del Temple ) regresó a Francia para reclutar a combatientes. Aprovechando la ocasión, el monarca francés arresta al maestre y todo su séquito, secundado después por el arresto del resto de los templarios que se encontraban en Francia, confiscándole todas las posesiones bajo el pretexto de la inquisición por sus actividades deshonestas.
 De nada valió que el Papa intentara formar una comisión de investigación sobre las acusaciones a La Orden, Felipe " El Hermoso " comenzó a diezmar a los que componían, torturándolos y quemándolos en la hoguera.
 En el año 1312, el Papa Clemente V disuelve por completo la Orden, zanjando con ello una historia de dos siglos.

  SUPERVIVIENTES :

 La persecución " desleal " por parte de Felipe " El Hermoso " causó una brecha en los intereses papales de la época, porque La Orden contaba con los mejores hombres para realizar contiendas en las zonas conflictivas de la Tierra Santa. El monarca francés utilizó todos los medios a su alcance para erradicar a Los Caballeros y confiscar todos los bienes, tanto terrenales como financieros. Confiscó todo tipo de objetos valiosos de los que eran poseedores dicho desafortunados. Todo tipo tesoros que arrebataban a los sarracenos que incautaron en las zonas de Tierra Santa.

 Pero a parte de dicho suceso, algunos de los que componían la Orden pudieron escapar de ser condenados a muerte. Pudieron convenientemente ocultarse de la influencia del monarca y junto con ellos algunos de los tesoros y dinero que poseían, tras dos siglos de incautamiento y financiaciones realizadas por los bancos que habían creado.

 No se sabe históricamente de aquellos aguerridos Caballeros supervivientes. No existen datos de quienes fueron los que escaparon a la condena que se les habían impuesto, ni tampoco dejaron a la luz pública ningún dato que les pudieran delatar, pero no por ello significa que no siguieran ejerciendo en la parte económica de La Orden.



EL MISTERIO TEMPLARIO :

 En los dos siglos de existencia de Los Caballeros Templarios existen controversias diversas donde indican que sus actividades distaban mucho de los cometidos por el que en su día se habían formado.

* Por un lado, La Orden pactaban, con los monarcas del momento, las tierras que les entregarían mucho antes de ser conquistados. Con ello dan a entender que tenían información y querían la posesión del lugar por motivos particulares.

* Por otro lado, muchos de las tierras elegidas eran improductivas desde un punto de vista económico o estratégico, situadas en tierras tanto estériles como apartadas de cualquier punto de útil de lo anteriormente mencionado, incluso en lugares casi inaccesibles.

* Por último, tales zonas tenían una larga tradición de leyendas populares del momento que estaban relacionadas con lo oculto y lo misterioso. Se habla de terrenos situados cerca de cuevas en las que hubo actividad humana tanto en épocas paleolítica como megalítica, en las que se encontraban tanto la presencia de dólmenes y menhires. Se trataba de lugares popularmente reconocidos por sus habitantes desde tiempos muy remotos.

Estos datos históricos dan a entender que Los Caballeros Templarios eran públicamente una fuerza militar y económica pero secretamente una comunidad dedicada al culto mágico. Eran poseedores de de información de primera mano, dado su contacto directo con los lugareños y/o los sarracenos. Poseían objetos incautados ( muchos de los cuales hay nula información ) que podrían tener usos mágicos, que junto a los testimonios adquiridos, hacían prácticas ocultistas.

Otro dato a tener en cuenta está relacionado con El Templo de Salomón. El caso fue que Hugo Payens recibe del rey Balduino El Templo de Salomón para su custodia. A raíz de la cesión en vez de ocuparse de ayudar en la seguridad de los peregrinos lo que hicieron fue explorar minuciosamente todos los rincones del Templo. Dentro de él supuestamente descubren :

El Arca de la Alianza :

 Según la tradición judía y cristiana se trataba de un objeto sagrado que guardaba las tablas de piedra con Los Diez Mandamientos, La Vara de Aaron que reverdeció y El Maná que cayó del cielo y todo esto representaba la alianza que hubo entre Dios y el pueblo judío.

El Santo Grial :

 Era un objeto, copa o plato, utilizado por Jesús en su última cena y el cual contenía la sangre del Hijo de Dios y que fue entregado por Él, tras su resucitación, a José de Arimetea con el fin de que lo llevara a la isla de Britania y lo custodiase.

La mesa de Salomón y sus poderes ocultos :

En esta mítica mesa es en la que el Rey Salomón escribió todo el conocimiento del Universo  y en ella se plasma la fórmula de la creación y el verdadero nombre de Dios. Los poderes que la contienen son infinitamente grandes, pues no se puede escribir jamás dicho nombre y solo debe pronunciarse con la finalidad de crear. El poseedor de la tabla tendría el poder absoluto, abarcando con ello toda la creación de Dios.


Después de la condena de Los Templarios por el rey Felipe IV, muchos de ellos se reintegraron en otras órdenes de caballería, como La Real Orden de Escocia y La Kilwinning del Heredom ( en Escocia ).     Fueron protegidos por Roberto I ( Robert the Bruce ), y asimilaron algunos elementos de la mitología celta. De hecho en el primer documento masónico ( conservado en Escocia ) es de finales del siglo XIV, época en la que los Templarios se habrían visto obligados a integrarse en otras obediencias.

Tras la Edad Media, fue en el siglo XVIII, cuando los elementos propios de la tradición templaria volvieron a plasmarse con gran intensidad en la masonería. Gracias a la iniciativa de J.A. Starck el ritual de la clericatura templaria se afianzó en el rito de iniciación masónica.

 Otro dato curioso del siglo XVIII, referente a los extintos Templarios y Los Masones, es la integración de algunos de sus miembros a la nueva fundación hecha por Adam Weishaup, llamada Asociación de los Perfectibilistas ó comúnmente más conocida como Los Illuminatis.